Un miércoles

Iba tan rapido que nunca logré imaginar
que te iba a desnucar
por eso prefiero los coches de acero, de bordes recios
escodete en la alcantarilla de las limosinas
coche rojo pa soñar
que puedo andar en bicicleta sin sortear
los intereses de la industría
para ponerme la vacuna sin preguntar
lo que a mi corazón le puede pasar
no te conozco
pero sonreir
no te costará una pierna

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.